jueves, 11 de julio de 2013

STAR TREK: En la oscuridad... de los agujeros en la trama.

Sólo le pido dos cosas a una película de acción/aventuras: 1-Que me importen mínimamente los personajes, 2-Que, dentro de los posible, la trama sea creíble. Si ambos requisitos se cumplen la disfruto como un enano, es más, no me importa que la historia ya se haya hecho anteriormente, siempre y cuando se haga bien. Sin embargo, parece que las bases de “Jolibú” son: 1-Que los personajes expresen mínimamente emociones y tengan conversaciones intrascendentes, 2-Que la trama sea sustituida por un sinfín de efectos especiales hechos por ordenador. Seguro que el ávido cinéfilo identifica en esta última descripción las últimas cinco películas de aventuras que haya visto, y esta no es una excepción.

 Mi particular premisa es que, para mi sorpresa, la primera película del nuevo “Star Trek” me pareció bastante buena y entretenida, el testimonio generalizado es que la segunda le daba mis vueltas, así que fui corriendo al cine con gran ilusión. Hacía la mitad de la cinta la desilusión ya se había hecho presente, y para cuando terminó el cabreo mayúsculo. Todo el encanto de la primera, cosas tales como: crear una premisa entendible para aquel que no conozca nada de Star Trek, un desarrollo de la trama bien explicado, una presentación de personajes adecuada en la que todos tienen su momento de gloria, complicidad entre personajes, un malo con un plan claro etc. En esta segunda parte se desvanecen por completo.

 “Star Trek: en la oscuridad” es un remake de “Star Trek: la ira de Khan” y vaya si se nota… Personalmente no soy un fanático de la original pero, aún resultándome lenta y soporífera, recuerdo cómo me dejó más satisfecho en su día que esta.

 Empiezo con la trama, alerta SPOILERS, alerta SPOILERS…

 Para ser original voy a explicar la trama desde el punto de vista de Khan, el “malo”, el cual si bien tienen mejores diálogos y escenas que los “buenos”, tampoco se salva de un guión mal estructurado e ilógico. Debo decir que puedo errar en algún dato, dado que gran parte de la trama se narra como si los protagonistas leyeran un libro (no hay ni un solo puñetero flashback) así que el interés brillaba por su ausencia.

 Khan es una especie de súper-soldado, que es más fuerte, inteligente etc. que alguien normal, por lo visto tanto él cómo su tripulación (todos súpers) fueron creados por alguien (¿quién? No se sabe) para defender a los humanos de sus enemigos, pero se volvieron locos (¿Por qué? No se sabe) y se dedicaron a exterminar a todo quisqui. Así que los capturaron (¿Cómo? No se sabe) y los metieron en hibernación por si pudieran tener utilidad en el futuro.

 Ahora ya estamos en el presente y resulta que se prevé una inminente guerra de la tierra con los Klingon (¿Por qué? No se sabe, sólo que los Klingon son malos). Así que el lumbreras del “jefe supremo de la flota estelar” de marras, decide descongelar a Khan para que le ayude a derrotarlos (terminar con una raza extraterrestre pidiendo ayuda a un loco homicida súper-poderoso… buen plan), para que colabore, el “jefe supremo” decide meter al resto de la tripulación congelada de Khan en torpedos (sí, dentro del propio torpedo, como lo oyen) y lo hace en perfecto secreto (para crear los torpedos necesitan a la mitad de los ingenieros de la flota, pero a ninguno le debió extrañar que le ordenasen meter señores congelados dentro). Bien, a pesar de tener a Khan “cogido por los huevos” de esta manera, él decide eliminar al “jefe supremo” y rescatar a su tripulación (me parece bien) y aquí es donde empezaría la película.

 Khan (que recordemos, es súper-listo) decide hacer un plan la mar de complicado para matar al “jefe supremo” ese), el plan consiste en obligar a un soldado a cometer un atentado para que los altos directivos de la flota (los cuales, por cierto, no le habían hecho nada) se reúnan en una sala con el “jefe supremo”y así atentar allí y matarlo. (Supongo que consideró que era más complicado pegarle un tiro al “jefe supremo” cuando sale del curro y se va a casa, ¿no?). Para ser tan listo no sale como ha planeado porque mata a toodoo quisqui a excepción del “jefe supremo” de marras. Huye de la escena del crimen teletransportándose (parece ser que la nave donde iba tenía un teletransportador en miniatura que nadie sabe de donde ha sacado y del que no se vuelve a hablar).

 Se teletransporta a un planeta Klingon y su plan es el siguiente… Va a esperar a que una nave de la flota sea enviada a por él, por alguna extraña razón da por supuesto que el capitán de dicha nave tendrá conciencia y no lo matará lanzándole un pepino a distancia y volando medio planeta (que es justo lo que le ordenan sus superiores al prota de la peli que haga), cuenta con que le suban a dicha nave como prisionero y poder razonar con el capitán para que se ponga de su parte (en vez de volarle la tapa de los sesos, como le han ordenado que haga), cuenta con que hayan provisto a la Enterprise con todos y cada uno de los misiles donde está metida su tripulación (¿Qué sentido tiene haber hecho eso? Incluso si partimos de que esos misiles son muy wenos y llegan más lejos que los normales… que carguen tres, que ya les va a sobrar, no los setenta y pico) (Es más, un personaje avisó de que si cargaban tanto misil sin saber qué contenían probablemente murieran todos ¡y nadie le hizo puto caso!)

 En fin… la Enterprise queda varada en el espacio por un sabotaje (jamás explicarán quién realizó el sabotaje ni por qué) pero se achaca al “jefe supremo”(cosa que no entiendo, ya que a él le interesaba que la Enterprise siguiera sus ordenes y mataran a Khan y no podía saber que no le obedecerían). Bueno… aperece por allí el “jefe supremo” capitaneando la versión tocha de la Enterprise, (¿por qué no hizo eso desde el principio en vez de mandar a los protas a una misión que no cumplirian?) y está a punto de masacrarlos a todos (parece que el resto de tripulantes de esa “Enterprise tocha” no tiene nada que decir al respecto ¿ahora todos los de la flota son unos psicópatas a los que no les importa eliminar compañeros?), pero en el último momento se salvan todos porque un personaje secundario de su tripulación entró en la “Enterprise tocha” (¿Esa nave no tiene ningún tipo de vigilancia de quién entra y quién sale?) y la saboteó (cantidad de planos en la que vemos la nave vacía de gente… la Enterprise normal necesita 400 personas para ser llevada, pero la versión tocha se conforma con 5).

 A partir de aquí todo cuesta abajo, la película se resume en primerísimo planos de esos en los que ves hasta los poros de la piel de los actores, y personajes corriendo por pasillos. Solo Kirk y Spock evolucionan mínimamente a lo largo de la película (el resto de la tripulación es anecdótica) y SPOILER GORDO en vez de morir Spock (como ocurre en la original) muere Kirk… (no me importa ese doble juego, pero cada escena es eterna, obvia y soporífera, así que para cuando llegan a eso ya te da igual todo)

 El final es Khan siendo derrotado por Spock, (dedican una escena a mostrarnos cómo Khan queda tumbado después de que le den un disparo aturdidor… pero al final le dan veinte disparos y sigue tan campante) y le gana literalmente a base de hostias (dedican una escena a enseñarnos que Khan soporta los puñetazos como si nada) pero al final le derrotan dándole puñetazos… muy lógico.

 En resumen… es una película entretenida si no te importa dejarte el cerebro en casa, pasas un rato viendo a Cumberbach hacer un papel similar al que realiza Zachary Quinto pero un poco más molón (Que un Vulcano tenga emociones contenidas vale, pero el malo es tan contenido que ni siquiera remakean la pedazo frase por la que se conoce a Khan –“Desde el corazón del infierno yo te apuñalo. Con todo mi odio te escupo mi último aliento") Pero si se quiere ver algo bueno de verdad, decepciona.

PDT: Poquísimos chistes o gags en esta peli, eso sí... recuerdo uno sobre el pelo perfecto de Kirk y otro sobre el flequillo de Spock... Da gusto saber que en el futuro, lleno de aliens, razas y demás, se siguen metiendo con los cortes de pelo.

 Lo del malo malísimo detrás de un cristal ya aburre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada